miércoles, enero 24, 2007






Carta pública a Felipe de Borbón
Antonio Criado Barbero 24 de Enero de 2007

Estimado señor:
Por la prensa sé que nos visita el jueves 25 de enero. No podré estar, desafortunadamente, ese día en Utrera... para enarbolar así al viento mi bandera... bandera tricolor por supuesto que, como sabe bien, Don Felipe, nos fue robada a los españoles tras un cruento Golpe de Estado.


Nada tengo contra su persona, en particular, aunque sí sobre la Institución a la que representa y de la cuál yo no me siento vasallo. Es usted una persona joven y parece no muy anclado en el pasado, ni en esos empalagosos e hipócritas protocolos de Palacio... Eso sí, lo que usted representa, repito, lo siento caduco y desfasado. De otros tiempos en que los reyes eran la mano de Dios en la tierra.


Por supuesto usted, Don Felipe, nada sabe de Utrera (quizás ni falta que le haga), pero yo le cuento, si le va al caso, que desde hace algunos años ciertas personas (yo entre ellas) nos oponemos a que se le dé al Príncipe de España la Medalla de Oro y la condición de Hijo Predilecto de la ciudad. Y, vuelvo a incidir, no es por nada personal, qué va, simplemente entendemos que esos méritos y reconocimientos son para personas que se han dignificado por su entrega, su lucha, o por los méritos contraídos con este pueblo durante toda una vida.


Quiero que entienda esto: A lo largo de siglos han sido algunas laspersonas que se han destacado en su constante entrega en una labordiaria por mejorar y hacer la vida más agradable a este pueblo, y es a ellos, a esos hombres y mujeres, a los que se les debe reservar este honor.Don Felipe, tenga usted claro que va a acudir a un acto protocolario con más tintes de maquillaje político que de otra cosa, además algo que no se creen ni los que se van a dar de codos para salir en la foto, para figurar y salir ese día en televisión y que podrán vender al mejor postor unos titulares... Márketing, que le llaman. Seguramente su Institución y usted mismo, Don Felipe, pueden valer para mucho más, ¿verdad? De no ser así...


En fin, querido Felipe, que me voy a quedar con las ganas de que su persona vea mi bandera desplegada al viento. Lastimosamente, no es cuestión de perder el tiempo y dejar cosas mucho más importantes que de antemano tengo ya planificadas, sólo por un rato de protestas a su nombramiento (que por cierto serían obviadas por cualquier medio de comunicación que se "precie" de no ser 'rojo', es decir, por cualquiera de los que a diario ponen su lomo gastado a disposición de los latigazos del poder).Mi protesta queda plasmada en este escrito... no creo que merezca la pena perder más tiempo en esto.


Por cierto, señor Borbón, que tenga usted un feliz viaje y que, al menos, después de este desacertado acto, sepa usted, Don Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias y Heredero a la Corona de España por la gracia del caudillo, dónde queda este bello pueblo de la campiña sevillana, Utrera... y no se vaya sin probar los mostachones, hombre.


Atentamente, un ciudadano comprometido con UtreraAntonio Criado Barbero.

2 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Hola Antonio, me ha parecido muy curiosa tu "carta" la cual comparto sin duda. Tendríais que montarle una buena acogida al muchacho, pero bueno... al menos a ver si puede leer la carta.

Un saludo,
Miguel.

Viva la 3ª Reública (que llegará)

PD: Muy buena idea este Blog, seguiremos de cerca tus escritos.

Encarnación dijo...

Hola.
Le felicito por sus palabras. Durante estos días "tan cansados" de visita monárquica y V Centenario resulta muy gratificante saber que aún queda una Utrera con personalidad y lejos del "borreguismo".
Un saludo.